jueves, 6 de agosto de 2009

6 de agosto de 1945 - Hiroshima

Sabíamos que el mundo ya no sería lo mismo.
Unos pocos rieron, otros pocos lloraron, casi todos se quedaron callados.
Recuerdo el verso del libro sagrado hindú Bhagavad-Gita: Vishnu
intenta convencer al Príncipe de que debería hacer su labor y, para
impresionarle, se muestra en su forma de brazos múltiples y dice:
"Ahora me he convertido en La Muerte, destructora de mundos"
Me imagino que todos pensamos eso, de una forma u otra.

Robert Oppenheimer, recordando la Prueba Trinity de la bomba atómica de 16 de julio de 1945