domingo, 26 de junio de 2016

Paradoja del abogado y ganar el primer jucio

…histórica y célebre paradoja del letrado que, antes de graduarse y obtener su título para ejercer la profesión de abogado, recibe clases de un prestigioso catedrático de derecho; ambos acuerdan que el futuro abogado pagará esas enseñanzas cuando gane el primer juicio.
Pasa el tiempo y el alumno ya es abogado, pero aún no ha participado en juicio alguno ni tampoco ha pagado a su antiguo profesor aquellas clases que le sirvieron para sacar uno de los primeros números de su profesión.
En consecuencia, el profesor, viendo que su alumno no le paga, decide denunciarle; y, entonces, el alumno le argumenta del siguiente modo: “O pierdo el juicio o lo gano. Si lo gano no tendré que pagarte, pues así lo habrá decidido el juez. Y si lo pierdo tampoco te pagaré, puesto que, en virtud de nuestro acuerdo, sólo debo pagarte cuando gane el primer juicio”.
Pero el profesor replica al alumno, y le argumenta lo siguiente: “O pierdes el juicio o lo ganas. Si lo pierdes tendrás que pagarme, porque así lo habrá dictaminado el juez. Y si lo ganas también tienes que pagarme pues, en cumplimiento de nuestro acuerdo, debes pagarme cuando ganes el primer juicio”…

Todo lenguaje formal basado en la aritmética contiene paradojas, demostró Gödel





jueves, 23 de junio de 2016

Geometría difusa


Trazan líneas imaginarias en el etéreo elemento, navegan sumergidas en un espacio invisible, llenan de colorido el azul del cielo. Las cometas no son más que geometrías difusas, pues sus trazas no tienen limites definidos entre nuestro espacio interior y exterior....
Descartes defendía que donde hay espacio existe geometría, Einstein nos enseñó que la gravedad es una deformación del espacio y las leyes de la aerodinámica dicen, que para que los aerodinos vuelen es necesario una deformación del medio fluido que los circundan. Por lo tanto, geometría y deformación es lo que se precisa para volar una cometa que desafía a la gravedad y crea espacio.
Pero que papel tenemos en toda esta creación. Dicen que el entorno, definido como todo aquello que rodea al sistema, es desde donde se aprecia y siente el Todo, desde esta posición nosotros poseemos la suerte y la posibilidad de manipular el Espacio creado por medio de los hilos, así todo este conjunto elementos individuales se estructura en lo que deseamos, sentimos o simplemente el azar nos ordena.
¿No es fascinante pensar que todo este espacio creado en nuestro universo visual es una proyección en tres dimensiones de otros objetos que existen en mundos multidimensionales? No os quedéis con la duda, preguntar dónde empieza el sistema y donde esta el entorno, su fragmentación en pequeños elementos puede ser infinitos, tantos como sentimientos interiores se nos despierten.
El pensamiento humano se une a esta geometría difusa, no será que nuestros razonamientos son de la misma naturaleza…

Movimiento perpetuo

Una vez definida esta geometría que nos interesa, la pregunta lógica es, ¿Se encuentran los elementos estacionarios o son partículas en movimiento?.
La cinemática y la dinámica se asocian a este espacio. Cieneo y Dinos, velocidad y fuerza, coexisten en esta geometría creada.
Por tanto cuan absurdo es para nuestras mentes racionales siempre tendentes a la clasificación y al orden, decir que las cometas son estáticas o acrobáticas.
Nada esta más lejos de este punto de perfección, el movimiento es perpetuo alrededor del equilibrio, esta alianza entre velocidad y fuerza, tienen la culpa.
Por tanto este nuevo espacio creado, además de difuso se encuentra en continuo movimiento, lo estático no existe.


lunes, 6 de junio de 2016

Primer festival de Cometas en España

El 29 de abril de 1911 en el periódico la Vanguardia aparecía la siguiente noticia:



Primer concurso español de cometas:


A la Sociedad Aeronáutica española cabe la satisfacción de haber organizado el primer concurso español de cometas (cerf-volants) que tuvo lugar el 7 del actual en la cumbre del Tibidabo.


El viento, que soplaba con intermitencia, no era nada favorable para las cometas sin cola, especialmente para las de gran tamaño que no pudimos admirar, y por ese motivo dejaron de elevarse las del “Drago Club”, de Francia, y del “Club Nacional de la Gran Bretaña”, consiguiéndolo solo ocho de las diez y ocho que estaban inscritas para las pruebas de altura, estabilidad, facilidad de elevación y peso útil elevado.

Después de haber deliberado los Señores Comisarios, presididos por D. Pablo de Olano, Vicepresidente de la Sociedad, determinaron el resultado del concurso con arreglo a la siguiente clasificación:

Primer premio: 25 pesetas, medalla de oro y diploma honorífico: Sr. Juandó, con su cometa celular.

Segundo premio: Medalla de Plata y diploma honorífico: Sr. Perola, con su cometa plano.

Tercer premio: Medalla de cobre y diploma honorífico. Sr. Guillen, con su cometa multicelular.

Premio de la revista Cerf-Volant, de París al que elevase más peso útil por m2, Sr. Guillen con su cometa Coynine.

Premio de la revista Aeronautics Magazine, de los Estados Unidos al que emplease menos tiempo en el lanzamiento: Sr. Juandó, con su cometa celular.

Al felicitar a la Sociedad organizadora por su iniciativa dando a conocer en España la evolución que ha sufrido el antiguo juguete convirtiéndose en aparato científico y de variadas aplicaciones, deseamos que el éxito de su ensayo les sirva de estímulo y planteamiento de otros ulteriores concursos.


Foto de los participantes en el festival aparecida en la revista Ilustració Catalana
(14 mayo de 1911)

jueves, 15 de mayo de 2014

Paradigma del buen cristiano

Que vuestro amor no sea fingido; aborreciendo lo malo, apegados a lo bueno. Amaos cordialmente unos a otros; que cada cual estime a los otros más que a si mismo; en la actividad, no seas negligentes; en el espíritu, manteneros fervorosos, sirviendo constantemente al Señor. Que la esperanza os tenga alegres; manteneros firmes en la tribulación, sed asiduos a la oración; compartir las necesidades de los santos; practicar la hospitalidad. Bendecir a los que os persiguen; bendecid, si, no maldigáis. Alegraros con los que están alegres, llorad con los que lloran. Tened la misma consideración y trato unos con otros, sin pretensiones de grandeza, sino poniéndoos al nivel de la gente humilde. No os tengáis por sabios. A nadie devolváis mal por mal. Procurar lo bueno ante toda la gente. En la medida de lo posible y en lo que dependa de vosotros manteneros en paz con todo mundo. No os toméis la venganza por vuestra cuenta, queridos; dejar más bien lugar a la justicia, pues está escrito: “Mía es la venganza, yo daré lo merecido”. Por el contrario, si tu enemigo tiene hambre, dale de comer, si tiene sed, dale de beber: actuando así amontonarás ascuas sobre su cabeza. No te dejes vencer por el mal, antes bien vence al mal con el bien. (Rm 12, 9-21).

Es muy difícil en este mundo seguir lo que dice San Pablo, que no es otra cosa que lo que dice el Evangelio. Algunas cosas que dice San Pablo en este pasaje hoy en día son ejemplos de debilidad, si proclamas esto estas fuera de onda, eres un débil, va en contra de los valores con que nos "bombardean" los medios de comunicación. Pero esto es la verdadera esencia del cristianismo, que a veces no se predica desde los púlpitos, pero no puede estar más claro. A San Pablo se le ha malinterpretado en ocasiones pero en esta "pericopa" no puede ser más claro estamos ante el paradigma del cristiano...pero que difícil es alcanzar la santidad.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Efecto Mateo


El Reino de los Cielos es también como un hombre que, al salir de viaje, llamó a sus servidores y les confió sus bienes. A uno le dio cinco talentos, a otro dos, y uno solo a un tercero, a cada uno según su capacidad; y después partió. En seguida, el que había recibido cinco talentos, fue a negociar con ellos y ganó otros cinco. Dela misma manera, el que recibió dos, ganó otros dos, pero el que recibió uno solo, hizo un pozo y enterró el dinero de su señor. Después de un largo tiempo,llegó el señor y arregló las cuentas con sus servidores. El que había recibido los cinco talentos se adelantó y le presentó otros cinco. "Señor, le dijo, me has confiado cinco talentos: aquí están los otros cinco que he ganado". "Está bien, servidor bueno y fiel, le dijo su señor, ya que respondiste fielmente en lo poco, te encargaré de mucho más: entra a participar del gozo de tu señor". Llegó luego el que había recibido dos talentos y le dijo: "Señor, me has confiado dos talentos: aquí están los otros dos que he ganado". Está bien, servidor bueno y fiel, ya que respondiste fielmente en lo poco, te encargaré de mucho más: entra a participar del gozo de tu señor".Llegó luego el que había recibido un solo talento. "Señor, le dijo, sé que eres un hombre exigente: cosechas donde no has sembrado y recoges donde no has esparcido. Por eso tuve miedo y fui a enterrar tu talento: ¡aquí tienes lo tuyo!"Pero el señor le respondió: "Servidor malo y perezoso, si sabías que cosecho donde no he sembrado y recojo donde no he esparcido, tendrías que haber colocado el dinero en el banco, y así, a mi regreso, lo hubiera recuperado con intereses. Quítenle el talento para dárselo al que tiene diez, porque a quien tiene, se le dará y tendrá de más, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene. Echen afuera, a las tinieblas, a este servidor inútil; allí habrá llanto y rechinar de dientes. (Mateo 25:14-30)

Este pasaje del evangelio según San Mateo sirve para denominar lo que se conoce en sociología de la ciencia: Efecto Mateo, consiste en que los investigadores científicos eminentes cosechan más aplausos que otros investigadores menos conocidos, por contribuciones equivalentes. Asimismo, quienes han publicado anteriormente sus investigaciones, consiguen con mayor facilidad que revistas científicas de primer orden publiquen sus trabajos.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Parábola de la viña del señor y la productivi​dad

Leamos el siguiente texto del evangelio de Mateo (Mat. 20,1-16)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:

1 El Reino de los cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. 2 Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña.
3 Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, 4 y les dijo: "Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido".
5 Ellos fueron. Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde, e hizo lo mismo. 6 Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo: "¿Cómo es que estáis aquí, el día entero, sin trabajo?".
7 Le respondieron: "Nadie nos ha contratado".
Él les dijo:
"Id también vosotros a mi viña".
8 Cuando oscureció, el dueño dijo al capataz:"Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros".
9 Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno.
10 Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. 11 Entonces se pusieron a protestar contra el amo:"12 Estos últimos han trabajado sólo una hora y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno".13 Él replicó a uno de ellos:
"Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? 14 Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. 15 ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo soy bueno? 16 Así, los últimos serán los primeros y los primeros, los últimos.

Luego reflexionemos sobre la subida de los sueldos en función de la productividad.