domingo, 18 de octubre de 2009

AGORA


Ya he visto Ágora y reconozco que me ha gustado, las ataques, afortunadamente verbales, desatados por los fanáticos religiosos no tiene ningún fundamento. En la historia narrada no hay ni buenos ni malos, solo personajes que defienden sus ideas, unos por medio de la razón, otros por medio de la fuerza, y otros empleando ambas cosas. Yo creo que todo el alboroto se ha levantado, es una operación de marketing para promocionar la película, ya que no es una obra para un gran público. Habitualmente se piensa que un film con tanto presupuesto está obligado a tener más acción, pues no ocurre así, es una película europea intelectual, con amor, sentimientos y en momentos dramática.

La película hay que tomarla como una ficción con "mucha filosofía", nunca como una obra histórica o documental como se ha pretendido vender. La incursión de algunas licencias, relacionadas con la ciencia clásica, como decir que Hipatia ya intuyó las órbitas elípticas, cuando era neoplatónica y como tal, solo concebía la existencia del circulo que representa la Perfección. También la vemos haciendo un experimento, lanzando un saco de arena desde el mástil de un banco para demostrar la inercia, 1200 años antes de Galileo lo esgrimiera para demostrar que la tierra se mueve.

Creo que refleja bastante bien lo que eran los cristianos de la época, por un lado liberando esclavos y ayudando a los pobres, pero por otro lado apedreando a los judíos y a los paganos, además de aspirar al poder político de Alejandría en contra del prefecto Orestes. También hay varias licencias sobre los hechos históricos, pero en fin se pueden perdonar. Creo que los cristianos no se deberían sentir ofendidos por la película, solo tienen que aprender del pasado y pensar que los fundamentásemos no llevan a ninguna parte.

Hay una escena de la película en que el Obispo Cirilo, en presencia del prefecto lee un pasaje de la primera carta de San Pablo a Timoteo como desafío a las enseñanzas de Hipatia, esta carta dice cosas como:

No permito que la mujer enseñe ni que domine al hombre. Que se mantenga en silencio. Porque Adán fue formado primero y Eva en segundo lugar. Y el engañado no fue Adán, sino la mujer que, seducida, incurrió en la transgresión. Con todo, se salvará por su maternidad mientras persevere con modestia en la fe, en la caridad y en la santidad.

Contrasta con lo que dice el mismo San Pablo a los Gálatas:

Ya no hay judío ni griego, no ha esclavo ni libre, no hay varón ni mujer

Por lo que algunos autores consideran que es un añadido posterior al texto de San Pablo, como puede aquí.

Bueno en resumen nunca hay que opinar de una película sin haberla visto, y los gustos son como los colores y las traseros, todos tenemos uno.

4 comentarios:

EL Pinto dijo...

Comparto tu comentario y me gusta la referencia a la primera carta de San Pablo a Timoteo, muy importante en la pelicula.
Me alegra haber encontrado tu espacio
Salñudos

Ángel dijo...

Hola Juan Miguel. He encontrado "al que no es el chofer de Einstein", como me comentabas esta tarde. Un blog majo.

Yo también he visto la peli Agora y mi opinión es similar a la tuya. Ciertamente es curioso como el cristianismo fue apartando y menospreciando a las mujeres, como muestra la película, y también interesante el modo en que Amenabar nos muestra que ya en esa época la religiónín estaba a veces dominada por fanáticos violentos, como lo estuvo muchas veces a lo largo de la historia. No deberían escandalizarse los cristianos por contar las cosas que sucedían en el pasado, como tampoco se escandalizan cuando se muestra a la inquisición en otras películas.

Un saludo

Ángel

Euler dijo...

Me alegro Angel de tenerte por mi blog y que compartas mis opiniones osbre Ágora...Un saludo

SIMPOSIO NACIONAL sobre INCENDIOS FORESTALES dijo...

Profesor Suay: Un placer visitarte. Respecto a la película, no entraré en valoraciones, primero porque no la he visto y porque, aunque así fuese, no dejaría de ser una opinión personal. Lo que sí haré es recomendarte un libro que publicó la Historiadora y amiga mía, Olalla García, antes de que se estrenara esa película. Se titula "EL JARDÍN DE HIPATIA", Editado por Espasa. Ya va por su tercera edición.
Saludos y adelante con este espacio de opinión.